La muerte es una transformación

 

Nada se crea ni se destruye, dijo Albert Einstein.


Nos transformamos cuando decimos "ha muerto".
Cada día nacemos y morimos con cada respiración,
cuando dormimos y nos despertamos.

¿A dónde vamos cuándo morimos?
¿A otra dimensión o desaparecemos completamente?
Todo es un continuo cambio, incluso la muerte.
Siempre estamos evolucionando o involucionando,
si no es así es que estamos estancados.


Las personas que se marchan necesitan
también seguir evolucionando y, la pregunta es:
¿les dejamos transformarse con libertad o no?
Porque si se quedan estancadas no son felices,
su Alma desea seguir creciendo allá donde sea su lugar.


Si nos volvemos a encontrar ¡qué bien!
y si no lo hacemos ¡que seas feliz, te deseo lo mejor!

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

 Lucía Pastor

 Barcelona

 (Sant Gervasi)

 Tel. 618 425 770

 luciapasi@hotmail.com